Inicio Comentarios Comunicación con responsabilidad social – Hernán Paredes

Comunicación con responsabilidad social – Hernán Paredes

14
0

“Desde que se inventó la imprenta, la libertad de prensa es la voluntad del dueño de la imprenta” decía constantemente Rafael Correa, ya que cuando fue Presidente de Ecuador emprendió políticas de reducción de la pobreza que implicaron redistribución de la riqueza y por tanto afecto intereses económicos poderosos, poderes que son los que precisamente se han adueñado de los medios de comunicación en todo el mundo.

¿Pero deberían estar los medios de comunicación en manos del 1% de las personas del mundo que concentra el 99% de la riqueza? El poder que constituyen los medios de comunicación ha sido muy bien analizado por Noam Chomsky, lingüista, filósofo y politólogo estadounidense, y en mi opinión, una de las mentes más brillantes actualmente vivas en este planeta, quien ha hecho famosa su tesis sobre las 10 principales estrategias de manipulación mediática, tesis que no solo resiste el más riguroso análisis, sino que se comprueba históricamente cuando estudiamos regímenes como el de los nazis quienes explotaron al máximo la parafernalia mediática y a la propaganda.

Hoy en día muchos plantean que la democracia está crisis, y lo hemos confirmado en las situaciones recientes de países como Brasil, Venezuela y más recientemente la crisis política surgida a propósito de las elecciones en Honduras, la cual probablemente provoque también una crisis social en ese país, y muchos ven a los políticos como los culpables de todo esto, y quizás los que plantean lo anterior tengan parte la razón, pero no toda la razón, entiendo que falta otra parte de la historia, la otra cara de la moneda, porque el fracaso o éxito de los países tiene mucho que ver con una dinámica de procesos sociales que crean una especie de círculo que puede ser virtuoso o vicioso dependiendo de cómo las instituciones políticas y económicas se comportan de manera inclusiva o extractiva, tal y como lo planean Acemoglu y Robinson en su excelente libro “Por qué fracasan los países”.

Y es en esta dinámica, viciosa o virtuosa, donde los medios juegan un papel preponderante, no es por nada que le llaman a este el 4to poder, para que una sociedad progrese o se estanque, es hora de que hablemos de una verdadera responsabilidad social corporativa en este tipo de empresas, pero no hablo de regalar canastillas o dar limosna, sino de que estos integren en su ADN empresarial, la práctica de autoevaluarse, si es posible someterse también con sinceridad a evaluaciones externas, para determinar si efectivamente, como empresa, están contribuyendo a construir una mejor sociedad o simplemente están enfocados en defender intereses de sus propietarios e inversores.

Comentario de Hernán Paredes, Hora 13.
5 de diciembre, 2017

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here